SEGURIDAD

Confiamos en nuestro trabajo y garantizamos la calidad de nuestros productos

Nuestro departamento de I+D+i nos permite dar respuesta a un mercado que está en continua evolución, siempre aportando en cada producto un valor añadido para cumplir con las nuevas normativas.

La norma UNE EN 1627 especifica los requisitos y sistemas de clasificación para las características de resistencia a la efracción de puertas peatonales, ventanas, fachadas ligeras, rejas y persianas.

La norma define la resistencia a la efracción como la capacidad de un producto para resistir intentos de entrada forzada utilizando la fuerza física y con la ayuda de herramientas predefinidas en una sala o área protegida.

Cada producto conforme a esta norma debe clasificarse en una clase de resistencia (definida como el nivel de resistencia que ofrece el producto contra los intentos de efracción), que se corresponden con los métodos conocidos de ataque, utilizados normalmente por los ladrones.

RC2

Dinámico:

50 kg a 450 mm

Tiempo de ataque manual:

3 minutos en un total de 15 minutos

Ataque manual:

El ladrón ocasional intenta entrar utilizando herramientas pequeñas y sencillas y la violencia física (patadas, embestidas, elevación o arrancamiento).

RC3

Dinámico:

50 kg a 750 mm

Tiempo de ataque manual:

5 minutos en un total de 20 minutos

Ataque manual:

El ladrón ocasional intenta entrar utilizando herramientas como destornilladores, cuñas, palancas y pequeñas sierras manuales para atacar bisagras visibles.

5 años de garantía en todos nuestros productos.